Sun-Maid ajusta su logotipo para el mercado de los millennials

Establecido en 1912, Sun-Maid Growers of California es una empresa cooperativa  privada en Estados Unidos. Esta formada por productores de pasas con sede en Kingsburg, California.

Sun-Maid es el mayor productor de pasas y frutas secas del mundo. Sun-Maid está compuesta por aproximadamente 850 agricultores familiares. Cultivan uvas pasas dentro de un radio de 100 millas (160 km) de la planta de procesamiento. Sun-Maid también ofrece a sus consumidores, productos de frutos secos más allá de esta área geográfica. En 2012, Sun-Maid celebró su centenario como cooperativa de productores.

Recientemente la empresa ha ajustado algunos cambios en su imagotipo, Gracias a la agencia quench con sede en la ciudad de Harrisburg, Pensilvania.

¿Podrán los millennials notar los cambios?

El cambio realizado en la famosa marca de pasas es muy sutil. La marca es muy famosa porque durante muchos años se convirtió en un alimento fundamental en la nostalgia de los millennials.

El logotipo, apenas ha hecho cambios, podríamos decir que tan sólo han ajustado un poco el sol, reduciendo su espacio y eliminando el color blanco de los rayos de luz. En cambio en el diseño de empaque es mucho más notorio.

Pero al como se dice popularmente: «El diseño es una profesión de detalles». Y aquí se cumple por completo ese refrán. Se mejora mucho el impacto visual en cada empaque, porque ahora hay mucho más espacio en negativo que permiten que cada elemento gane presencia visual. Por ejemplo ahora la chica que protagoniza el logotipo Lorraine, es más grande.

Detalles del logotipo de Sun-Maid.

«Los nuevos diseños en los empaques, comenzaron a llegar a las tiendas este mes, exhiben cambios que tienen como objetivo atraer a los compradores millennials que buscan bocadillos saludables para sus familias.

En 2019, Sun-Maid presentó su primera publicidad en una década, también producida por quench, lo que provocó consideraciones para modernizar su empaque. Los comentarios de los consumidores ayudaron a validar una actualización que estaba en curso, e indicaron cariño por el diseño nostálgico de la marca, por lo que era importante preservar esa calidad mientras se realizaban cambios que permitieran que pareciera atemporal.

Mantener la integridad de la icónica cajita roja fue clave. La agencia le dio a la mascota femenina de Sun-Maid, Lorraine (llamada así por una persona real) un poco más de espacio y profundidad en los paquetes e hizo que los rayos de sol que rodeaban la ilustración fueran más prominentes. La imagen aparece como resultado.

El nuevo diseño también destaca la diferenciación clave del producto, los beneficios funcionales y el atractivo del apetito que los millennials quieren en los productos alimenticios, como «0 g de azúcar agregado», «hecho con fruta entera» y la influyente verificación del Proyecto No-GMO en el frente de los paquetes.»

Quench comunicado de prensa.

A la izquierda el diseño anterior del empaque de pasas, a la derecha el nuevo diseño. Fotografía Créditos: Sun-Maid.

Es interesante ver como la marca intenta destacar valores que la hacen: ‘atemporales y confiables’ y ‘desde 1912’: destacan la herencia de la marca pero la actualizan para los tiempos modernos.

A la izquierda el diseño anterior del producto de Mango a la derecha el nuevo diseño. Fotografía créditos: Sun-Maid.

Empaques de 6 unidades.

Familia de productos de Sun-Maid con el nuevo diseño.

Análisis del logotipo de Sun-Maid

¿Qué cambios podemos apreciar en el logotipo de Sun-Maid? el cambio se ha realizado sobre la figura de Lorraine, esa chica simpática que lleva un traje típico y un cesto lleno de uvas.

El pequeño cambio es en el sol que se ve detrás de ella, ahora hay un poco más de espacio y profundidad en los empaques, se ve más espacio en negativo esto hace que el conjunto sea mucho más llamativo pero sin perder la herencia de la marca.

Además ahora los rayos del sol que rodean la ilustración tienen más protagonismo. La forma del sol también es mucho más visible que en el logotipo anterior. El color de los rayos ahora es amarillo y no blanco, esto hace que el resultado sea más llamativo.

Otro aspecto visual importante, es la marca demonitativa, ahora mucho más legible, gracias a reducir un poco la forma circular del sol del isotipo. Además en la presencia en cada empaque se aplica una sutil sombra paralela. Algo un poco extraño que contrasta con las tendencias actuales del diseño plano.

También hay más profundidad de color, en cada empaque, desde las uvas que sostiene la chica, hasta el sol que ilumina el isotipo. Cuando se cambia una marca con tantos años en el mercado, los diseñadores suelen respetar la herencia y no arriesgarse demasiado para no provocar una lluvia de quejas en redes sociales.

Referencias:

Deja un comentario