Urban Eat colorida identidad para una marca de bocadillos por Robot Food

Establecida en 2010 Urban Eat es una empresa que pertenece a Samworth Brothers y se especializa en comida preparada para llevar. Entre sus productos podemos encontrar sándwiches, wraps, ensaladas y todo tipo de alimentos perfectos para darle ese toque especial al almuerzo. Su sede esta en Leicester, Inglaterra.

Recientemente la agencia con sede en Leeds, Robot Food se encargó de rediseñar la identidad de Urban Eat, el resultado son una serie de diseños muy coloridos y alocados que no dejarán a nadie indiferente en la categoría de comida preparada para llevar en los supermercados.

Urban Eat: Una identidad vibrante y colorida

Simon Forster, fundador y director creativo de la agencia Robot Food comenta: «El nuevo Urban Eat se trata de cambiar tu rutina sin complicaciones. Cuestiona lo que antes no se cuestionaba al brindar opciones emocionantes y siempre deliciosas, ya sea que esté buscando algo familiar o algo nuevo».

Ali Johns, director de desarrollo de marca de Samworth Brothers, propietario de Urban Eat, dice: «Este nuevo capítulo e identidad nos permitirá crear conciencia de marca, convertirnos en nuevos listados e inspirar a los consumidores que buscan ofertas únicas y emocionantes a la hora del almuerzo. Ha sido un placer asociarnos con el equipo de Robot Food y estamos muy emocionados de que la nueva apariencia vibrante haya llegado a los estantes».

Detalles del logotipo y gráficos.

Innovando en el mercado de comida preparada

Cuando pensamos en el pasillo de comida preparada en un supermercado, es difícil imaginar una identidad tan colorida y que rompe esquemas como lo que podemos ver en Urban Eat.

El sistema creado por la agencia Robot Food le da una sensación lúdica y atrevida a los diferentes productos de la marca. «Todo lo que hicimos a partir de las imágenes y el tono de voz se trata de sacar a la gente del modo zombi a la hora del almuerzo y de sus hábitos habituales», comenta la estratega creativa de Robot Food, Natalie Redford.

Con la nueva identidad se crea una conexión mucho más emocional con la marca Urban Eat. Se da vida a la rica historia de la marca. Una identidad que se inspira en el entorno Urbano al igual que el nombre de la empresa. «El entorno urbano se trata de una rica mezcla de estilos y colores, personajes y culturas», comenta Forster. «Estábamos tratando de traducir visual y verbalmente lo ecléctica que es la gente en las ciudades y aprovechar esa vitalidad para representar a todos los que compran Urban Eat».

Familia de sándwiches y sus diferentes diseños.

Aumentando el tamaño de los bocadillos

Además de la nueva identidad, también la empresa se encargó de ampliar la gama de productos de los sabores existentes, establecidos y familiares. «La ambición era convertirnos en esta marca realmente emocionante e innovadora», dice Redford. «Pero a corto plazo, todavía tienen que agrandar un sándwich de queso, a veces es lo único que da en el clavo».

La identidad utiliza una serie de colores vibrantes, también hay muchos patrones intrincados y usan ilustraciones, pero todo convive naturalmente como en un escenario urbano: «colorido y loco pero sabroso y accesible», describe el diseñador senior Chris Shuttleworth, quien dibujó las ilustraciones de Urban Eat.

Las ilustraciones ayudan a dar más emoción y dinamismo a la familia de productos, para crear un universo de marca. En cada composición se captura la energía, los elementos lúdicos y funcionales un guiño a elementos de la historia del arte, así como al pasillo de los sándwiches. La paleta de colores también es funcional para lograr descifrar de manera rápida los sabores de cada producto. Se utiliza el rosado para el jamón, el amarillo para el pollo y este lenguaje ayuda a facilitar la búsqueda para los consumidores.

Un estilo alocado que rompe el mercado

El estilo utilizado es muy variopinto, podemos apreciar patrones texturizados y formas que se repiten al estilo del arte de Memphis, también hay dibujos de líneas inspirados en el arte de Keith Haring, efectos de recorte al estilo de Matisse, fotomontajes, lavados de color, texturas halftone y mucho más.

En los costados del empaque vemos fotografías estilo pop-art que muestran los diversos ingredientes también utiliza frases contundentes para dar «un toque inesperado», comenta Forster. «Está entrando en una categoría con ojos nuevos y sacudiéndolo, es un trabajo de ensueño. Nuestro diseño se parece más a una cerveza artesanal que a un sándwich».

Diferentes estilos de Sándwiches. 

Wraps de distintos sabores.

Lenguaje tipográfico lúdico y expansivo

El nuevo logotipo utiliza como color principal una tonalidad amarilla, con una sombra de color negro. La paleta de colores puede cambiar de manera libre en el logotipo según se requiera. Para otorgar más flexibilidad a la marca  se utilizan diez estilos de tipografías. Incluyendo una mezcla de Druk, Century Gothic y Balboa para las fuentes de título; y Brandon para el texto del cuerpo.

Hay libertad en las combinaciones de letras en las diferentes aplicaciones y empaques. Lo único importante es que la composición sea legible y de fácil acceso y navegación. El resultado debe destacar en los estantes de los supermercados y tiendas.

Mensajes en redes sociales y otras aplicaciones.

Un tono de voz sólido y directo

Robot Food diseñó un tono de voz sólido y directo. Esto combinado con los diferentes gráficos, también utiliza una serie de frases irónicas y llenas de juegos de palabras.

«Queríamos que el contenido escrito fuese tan fuerte, diferente y asequible como el diseño», comenta Lizzie De Jong, redactora de Robot Food. «No hubo nada que destacara en productos similares; el lenguaje era muy vulgar o muy básico».

«El contenido escrito necesitaba actitud, pero sin sentirse forzado o lleno de clichés: deshacerse de todos esos adjetivos vacíos que no significan nada, ser conocedor gourmet de una manera que se sienta con los pies en la tierra, real y accesible. Se trataba de celebrar la comida y dar permiso a la gente para explorar».

La nueva identidad de Urban Eat de Robot Food ha sido lanzada este mes y puede encontrarse en los distintos supermercados y tiendas en Reino Unido.

Algunas aplicaciones.

¿Qué es único?

Se utiliza un conjunto de diez fuentes para amplificar aún más el sentido del eclecticismo, incluida una mezcla de Druk, Century Gothic y Balboa para las fuentes de título; y Brandon para el texto del cuerpo.

Las fuentes se utilizan en cualquier combinación en las aplicaciones de empaquetado y de marca, dando prioridad a la legibilidad y la navegación sencilla en toda la gama, así como a destacar en los estantes.

Análisis de la identidad de Urban Eat

Esta es una de las mejores identidades del año. En primer lugar se sale de lo habitual que encontraremos en la categoría de comida preparada para llevar. El logotipo es muy interesante con una letra U en color amarillo y una sombra negra que da sensación de tres dimensiones. En el interior del monograma vemos escrito el nombre completo en una sans serif muy condensada y con una trayectoria vertical.

La identidad es muy flexible y variada, recuerda lo ecléctica que puede llegar a ser una zona urbana. Utilizando un lenguaje gráfico muy versátil que resalta en la categoría. La identidad logra un balance entre lo colorido y alocado pero manteniendo los valores de comida deliciosa y un lenguaje funcional para el consumidor en todas las iteraciones.

Otro elemento a destacar son las ilustraciones que dan aún más dinamismo a la composición y enriquecen su lenguaje. Ayudan a que los consumidores puedan detectar distintas características de los productos como los sabores que son representados por colores tradicionales. En el costado de los empaques vemos fotografías vibrantes estilo pop-art de los ingredientes. Aunque la paleta de colores principal en el logotipo sea amarilla y negra, eso no impide que se utilicen diferentes combinaciones de colores si así lo requieren.

Referencias:

Deja un comentario