Pacto por la Comida programa para reducir el desperdicio de alimentos en México

Pacto por la Comida establecido en 2021 es una iniciativa en México que intenta prevenir el desperdicio de alimentos. El hambre es uno de los problemas mundiales y podría ser reducido si se evitara el desperdicio de alimentos. Generando impacto social, ambiental y económico.

En el sitio web del proyecto podemos leer: «En México, los volúmenes de PDA son alarmantes conforme a lo revelado en un estudio del Banco Mundial: Cada año, más del 37% de alimentos producidos en México se pierden o desperdician, mientras 25 millones de mexicanos padecen inseguridad alimentaria, y mas de 8 millones sufren de hambre crónica».

El programa es un proyecto de BAMX junto a WRAP Global que busca generar acuerdos voluntarios para disminuir la perdida y desperdicio de alimentos en México. La identidad visual fue realizada por CLVB Studio.

Pacto por la Comida: Reducir los desperdicios de alimentos

«El objetivo de Pacto por la Comida es reducir la pérdida y el desperdicio de alimentos en México en un 50%, para 2030, a
través de una mayor eficiencia de procesos a lo largo de toda la cadena de producción, así como la colaboración desde los agricultores, hasta los consumidores.

Desarrollamos la identidad de este proyecto como una experiencia simple y directa, la identidad representa una fuerza de conexión ligada por el elemento en movimiento llena de energía con el color naranja combinado con el negro profundo de la tipografía y el blanco de base generando contraste».

Página del proyecto. CLVB Studio.

Algunas aplicaciones impresas.

Fotografías y folletos con la identidad.

Publicidad exterior de Pacto por la Comida.

Análisis de la identidad de Pacto por la Comida

Una identidad para un proyecto cuyo objetivo es: «Que los alimentos se consuman de manera más sostenible y se eviten las perdidas de los mismos».

CLVB Studio desarrolló una identidad sencilla, pero a la vez directa y atractiva. Con una tipografía sans serif en negrita para las palabras Pacto y Comida en color negro. Acompañadas de una fuente cursiva para el resto de palabras. Además vemos diferentes líneas y lazos en color naranja, esto da una sensación de contraste y movimiento.

Estos detalles curvos, cortan la rigidez de la identidad, generando una sensación más amigable. También se han utilizado una serie de fotografías con alimentos en buen estado, que se encuentran tirados en la basura, esto fortalece el mensaje del programa.

Referencias:

Deja un comentario