Nesquik moderniza su marca para una nueva audiencia

Nesquik es una bebida de chocolate en polvo de la marca Nestlé, muy reconocida en el mercado que ha pensado en modernizar su imagen para atraer a una nueva audiencia. Fue introducido por primera vez en 1948 y su famosa mascota Quiky salió a la luz en 1973 y se ha convertido en la cara de uno de los productos estrella de Nestlé.

La competencia ha generado gran presión en la marca en la categoría de bebidas, por lo que lo llevaron a replantear sus estrategias ya que era momento de realizar un cambio rediseñado su imagen.

Los encargados de esta transformación fueron Chase Design Group junto con el equipo de Nestlé Design tuvieron la tarea de volver a hacer la marca relevante dentro de categoría de bebidas listas que se venden en los supermercados.

Por su imagen enfocada en los más pequeños, Nesquik fue cambiando de ser una bebida para la merienda, un producto nostálgico para los adultos, hasta ser una bebida que pueden disfrutar todas las edades. Su nuevo propósito es lanzar una marca segmentada en diferentes mercados dentro de esta categoría.

«Junto con Chase Design en Los Ángeles, vimos la oportunidad de llevar la categoría (y las marcas) listas para tomar más allá de las simples actualizaciones de estilo. Comenzando con algunos elementos centrales: aprovechamos la base de la marca; simplificando el logotipo, maximizando el color amarillo intenso, perfilando al icónico personaje ‘Quiky’ (ese conejo) que a nuestros hijos, a muchos adolescentes e incluso adultos les encanta.»

Neil Sadler – Jefe de Diseño Nestlé USA

Diseño previo de las bebidas Nesquik

Simplificación en el diseño de Nesquik

Para destacar la marca en las estanterías, aplicaron una estrategia de simplificación en los elementos del diseño, como destacando el color amarillo en todo el productos, eliminando elementos innecesarios en el logotipo y dejar solo una silueta de Quiky, así como otros detalles con un estilo más. ‘flat’.

Estos cambios logran darle una apariencia más llamativa y moderna a las bebidas, mayor claridad en los textos y resaltan los elementos más importantes. Su icónica mascota Quiky  dejó de ser una figura muy detallada en el producto para convertirse solo en una silueta del rostro con el color del sabor, dándole énfasis al amarillo intenso que representa a Nesquik.

La marca se divide en una línea de 5 sabores diferentes, representados en un color central para cada uno. Además dentro de la figura de Quiky vemos una serie de tipografías e ilustraciones que le dan ese toque divertido al diseño, que la hacen continuar con su esencia de marca llamativa para los niños y adultos.

Referencia:

Chase Design Group – Linkedin

Deja un comentario