Identidad de La Real Academia de Música en Londres por Johnson Banks

La Royal Academy of Music (Traducido al español sería: Real Academia de Música también se conoce por sus siglas en inglés RAM) es un Conservatorio musical ubicado en la ciudad de Londres, Inglaterra. Establecida en 1822 fundada por Lord Burghersh con el arpista Nicolas Bochsa, y en 1830 el rey Jorge IV le concedió una Carta Real «para promover la difusión de la ciencia musical, y tener acceso a instalaciones para obtener perfección en esta, asistiendo por instrucción general todas las personas deseosas de adquirir estos conocimientos».

Recientemente la Academia ha presentado una nueva identidad gráfica, diseñada por la firma londinense Johnson Banks.

Una identidad que mira al futuro

En el caso de estudio se relata la búsqueda de una identidad más vanguardista, alejándose de un diseño genérico. Durante 18 meses se dedicaron a crear una nueva identidad que incluye: logotipo, un enfoque distinto en las fotografías y videos, además han actualizado su voz y estrategia.

«Cuando comenzamos a trabajar en la marca de la Royal Academy of Music, estábamos decididos a prepararlos para su bicentenario de una manera que mirara hacia adelante, no hacia atrás. También necesitábamos ayudar a diferenciarlos de un competidor clave, el Royal College of Music.

Mire los conservatorios de música del mundo y rápidamente se dará cuenta de que todos se presentan de una manera muy similar. Es como si todos compartieran el mismo redactor, cada uno de los cuales dice que son los «mejores del mundo» o que «lideran el mundo». Muy pocos tienen marcas visuales memorables y muchos comparten un estilo fotográfico casi idéntico. En el caso de la Academia, a pesar de estar regularmente entre los tres primeros del mundo, todavía parecían un poco genéricos.»

Caso de Estudio Johnson Banks.

El isotipo del Crescendo

Gracias a una serie de talleres se logró crear la nueva narrativa de marca. Con la idea de las distintas escalas que se pueden apreciar en una composición musical. Todo ese proceso creativo se genera en un Conservatorio donde se mezclan las tradiciones del pasado con el talento del futuro. «Nuestra misión: crear la música que moverá el mundo mañana.»

La identidad logra un perfecto balance entre lo clásico y el futuro.

Crescendo (Una palabra en italiano que significa «creciendo») es un término utilizado en la escala musical para aumentar gradualmente la intensidad del sonido. Este matiz dinámico es el isotipo de la nueva identidad de La Academia Real de Música.

«Inicialmente, evitamos la notación musical, un poco cliché en el sector musical más amplio, pero finalmente nos dimos cuenta de que un símbolo de crescendo era una metáfora perfecta y lista para usar. Refleja su deseo de una voz más potente y siempre muestra movimiento hacia adelante a lo largo de una partitura musical, nunca hacia atrás.»

Caso de Estudio Johnson Banks.

El nuevo logotipo de Real Academia de Música

La nueva identidad es bastante minimalista, utiliza el Crescendo como elemento principal, que además da paso a una serie de diseños que derivan del mismo. La paleta de colores utilizada incluye el Rojo, Negro y Blanco, estos elementos interactúan constantemente para crear diseños únicos.

Detalles del logotipo en distintos colores.

Estacionario de Real Academia de Música.

Programas y brochures con la nueva identidad.

El estilo fotográfico utilizado en la nueva identidad.

La fotografía mezclada con la tipografía.

Ejemplos de vídeos de la nueva identidad.

Variante del logotipo para recaudación

Detalles de las variables del logotipo para recaudación.

Algunos ejemplos de material impreso para la variable de recaudación.

Galería de aplicaciones.

Análisis de Real Academia de Música

La Real Academia de Música en Londres tenía como objetivo principal crear una identidad que mezclara su gran herencia con los talentos actuales. Para ello se alejó de su logotipo anterior que se sentía muy genérico con una tipografía con serif reducidos junto a un escudo de armas.

Otro de los objetivos de la nueva identidad era lograr diferenciarse de su máximo competido, el Royal College of Music, también ubicado en Londres. De esta forma se crea una identidad más vanguardista, y paralelamente a ello una submarca para recaudar fondos.

El elemento más importante es el Crescendo que representa las diferentes escalas musicales. Junto a una tipografía sans serif. Además se utiliza una paleta de colores con Rojo, Blanco y Negro. Un nuevo tratamiento para las fotografías y todo el conjunto en general es una identidad muy agradable y moderna, que eclipsa por completo a su versión anterior.

Referencias:

Deja un comentario