Cathedral City una marca de queso Cheddar rediseña su identidad

Lanzada en 1995 Cathedral City es una marca de productos de queso Cheddar que pertenecen a la empresa Saputo Dairy UK en el condado de Cornualles en Inglaterra y que se comercializa en toda Gran Bretaña. Una marca que es muy conocida y que su nombre e ilustración se inspiran en la Catedral de Wells en Somerset, donde la empresa tenía sus primera fábricas.

Identidad de Cathedral City por la agencia BrandOpus

Cathedral City es la marca de queso cheddar favorita en Inglaterra. Su nueva identidad presenta un nuevo lenguaje visual que fortalece y reivindica la posición de líder en el mercado. Su enfoque se basa en las experiencias más significativas de los consumidores y su liderazgo en el mercado. La identidad fue realizada por la agencia internacional BrandOpus. El proyecto incluye una nueva identidad visual, estrategia de marca, universo, elementos digitales e impresos y un nuevo empaque. Una identidad que podrá verse en todos los puntos de contacto durante este mes en Inglaterra.

El producto ha estado en el mercado durante más de 50 años, pero fue en 1995 cuando Dairy Crest adquirió a Mendip Foods y lanzó el producto con el nombre que se conoce actualmente. La línea de queso cheddar se caracteriza por un fuerte compromiso con la artesanía y la experiencia, trabajando junto con los granjeros locales para obtener leche de calidad y ofrecer deliciosos quesos. En 2016 fue el último rediseño de la marca, en ese entonces la agencia a cargo del proyecto también era BrandOpus. En la actualidad la marca posee el 44,4% del mercado en el Reino Unido, según Kantar World Panel Online (marzo de 2022). El líder del mercado debía ser consistente en su posición y desarrollar aún más su lealtad a la marca, con una identidad que genera una conexión emocional más profunda.

Detalles del logotipo y familia de productos.

Animación del logotipo.

Una identidad más emotiva

Vivimos tiempos de incertidumbre donde las empresas quieren fortalecer los lazos con sus consumidores o clientes. En el caso de Cathedral City vieron el momento idóneo para conectarse con los consumidores con una narrativa de marca más emotiva.

Con la idea de hacer todo ‘con corazón y alma’, reflejando el espíritu artesanal y cotidiano de la marca. La catedral fue redibujada y ahora se encuentra mirando hacia el frente y en el centro del diseño. Siendo el elemento considerado como el corazón de la ciudad, llena de vida vibrante. Se utilizaron texturas serigrafiadas para elevar la parte artesanal de la marca.

Antes y después de empaques de Cathedral City.

Ilustraciones de la identidad.

Detalles sobre el sistema de identidad:

  • Se utiliza una tipografía inspirada en el arte de los carteles pintados a mano. Combinando varios estilos que en general aporta énfasis y carácter a la voz de la marca.
  • La paleta de colores utiliza como color principal el borgoña. Los colores secundarios incluyen: tonos crema, dorados y burdeos más profundos, inyecta amplitud y calidez.
  • El estilo de ilustración serigrafiado en bloques da vida a la identidad y se ha expandido por toda la catedral para crear un paisaje urbano rebosante de vida. Dentro del escenario vemos personajes carismáticos, enviando emotivos mensajes con un sentimiento de celebración.
  • Se crearon una serie de sellos como ‘marcas de los creadores’ para dar énfasis a la calidad. Muestran detalles del producto como: el tiempo, el cuidado y la atención que se dedica a cada bloque de queso.
  • Un nuevo sistema de navegación: claro y contundente para las gamas de productos a través de carteles de colores llamativos que muestran cada variante. Cada producto se llama ‘nuestro…’ para generar un sentimiento de orgullo por el producto, evocando aún más la idea de marca de corazón y alma.
  • Una identidad sónica a medida representa las capas de sonidos que emanan de una comunidad vibrante y una ciudad llena de vida. Un movimiento de pizzicato, combinado con los sonidos de la vida cotidiana, infunde una sensación de calidez, positividad y unión.

Estilo de frases, mensajes, sellos y fotografías de la identidad.

Citas sobre el proyecto

Neil Stewart, Jefe de Marketing – Queso, Cathedral City, comenta: “Hemos construido nuestra rica herencia en una dedicación a la artesanía y creemos que tenemos un lugar especial en los corazones de nuestros consumidores. El sistema de identidad revitalizado no solo destaca eso, sino que aprovecha un sentido de comunidad, creando una experiencia de marca más significativa y familiar para nuestros clientes. Hemos construido una sólida asociación con BrandOpus durante los últimos 8 años, y su experiencia en elevar nuestros valores fundamentales brilla a través de la nueva identidad de Cathedral City”.

Nir Wegrzyn, CEO y socio fundador de BrandOpus, comenta: “Cuando trabajas con una marca tan icónica, siempre hay una gran herencia y riqueza para aprovechar. Pero el verdadero desafío radica en cómo redescubrir y reimaginar los activos existentes para hoy, sin perder lo que hace que una marca famosa sea tan apreciada. El corazón y el alma están profundamente arraigados en el ADN de Cathedral City, y ahora están entrelazados a través de la identidad, los activos distintivos y toda la experiencia de la marca de una manera más significativa. Estamos emocionados de que la nación se vuelva a conectar con su marca favorita, en un nivel mucho más profundo”.

Análisis de la identidad de Cathedral City

Sin lugar a dudas Cathedral City es la marca favorita de queso cheddar en el Reino Unido. Posee una cuota de mercado del 44.4% lo que la convierte en el líder. La nueva identidad quiere modernizar y al mismo tiempo conservar su posición para crear un fuerte vínculo con sus consumidores. El lenguaje visual es más artesanal para darle un toque más emocional a la marca. La parte tipográfica también juega un papel fundamental, en el logotipo la marca denominativa se coloca en mayúscula y con serif en una posición más común, perdiendo la trayectoria curva de su anterior diseño.

Se han creado una serie de mensajes y sellos inspirados en carteles pintados a mano para proyectar más su personalidad artesanal. Una paleta de colores en la que predomina el borgoña. Para complementar la paleta se utilizan tonalidades crema, dorados y burdeos más profundos. El empaque también se siente más limpio, con más espacio en negativo y unos sellos de calidad y fecha mucho más minimalistas. Con un cintillo que varia su color para detallar el estilo de cada producto.

Referencias:

Deja un comentario