Los 6 mayores errores que puede cometer un diseñador junior

errores diseñador junior

Cuando uno empieza a trabajar como diseñador, quiere tomar ventaja de lo que se hace, pero en ese afán por lograr los objetivos, es fácil cometer algunos de los errores que un diseñador junior suele realizar, es por eso que este texto va enfocado a esos profesionales, y así logren evitar esos desaciertos.

Al ser un diseñador junior empiezas a ganar experiencias productivas y emocionantes, comienzas a moldearte para convertirte en un líder. Pero hay que ir con cuidado, porque no querrás eclipsar tus perspectivas de carrera a tan temprana edad. A continuación les mostramos una lista de errores que es mejor evitar a toda costa.

1- Preguntar demasiado

En un principio preguntar es bueno, se puede hacer preguntas básicas del proceso y de como se estructura la empresa, pero nunca se debe ser tan insistente y hacer demasiadas preguntas. Por lo general muchas de las dudas se resuelven haciendo una pequeña búsqueda en Google, en mi experiencia he trabajado con gente que a cada minuto me preguntaba cualquier cosa, hasta preguntas sobre un conocimiento que se supone que debía saber y por eso le habían contratado.

2- Volverse posesivo

«Siempre le decimos a la gente que no queremos diseñadores vanidosos», dice Ben Jory, fundador y director creativo de Jory & Co. «No queremos contratar a gente que diga: «Esta es mi idea y quiero tomar posesión de ella». No hay nada peor que un diseñador vanidoso». Cuando se trabaja para un estudio, no se trata sólo de su idea – que es de todos, lo importante es trabajar en conjunto.

3- Estar en sintonía

«Es difícil para un estudio muy ocupado, cuando alguien no presta atención al brief,» dice la directora de Design Culture, Kristen Streten. «Es muy frustrante como gerente en cualquier punto a lo largo de la línea, si usted no está tomando notas, no escucha los briefs y no hace preguntas. Sin embargo si es una pregunta obvia, es mejor comprobar que hacer un mal trabajo», señala Kristen.

4- Ocultar los errores

Descuidar el trabajo no se ve bien para sus empleadores o su cliente. Puede ser difícil de recordar esto cuando se trabaja bajo presión, pero el cumplimiento de un plazo no significa que la calidad se vaya por la ventana. Sin embargo, somos humanos. Si comete un error que no se puede arreglar, es mejor hablar con alguien de inmediato, para que pueda ser corregido en el momento oportuno. Lo más probable es que lo apreciarán.

5- Perder el corazón

«Recuerdo que al encontrarme con una dificultad, yo no le daba mucha responsabilidad. Era un buen indicador de que estaba lista para irme», dice Streten, al recordar el inicio de su carrera. «Te sientes tan capaz y tan lleno de energía – pero tienes que entender que todos hemos estado allí, todos los que hemos sido juniors en una empresa y tuvimos que hacer estas tareas, te sorprenderás de lo que aprenderás mientras las haces.»

6- Cuida lo que compartas

Ten mucho cuidado con lo que publicas en la web. Retweetear es algo muy común, pero otra cosa muy distinta es decir cualquier cosa que podría violar la confidencialidad, ofender a los clientes o simplemente hacer quedar mal a la empresa. Siempre trata a los medios sociales como una postal que viaja a través del escritorio de tu jefe – supongamos que ellos pueden leer todo lo que contiene, igual que todo lo demás.
Artículo basado en la nota del Computer Arts Magazine, edición 255

Deja un comentario