Advertising Age mejor conocida como Ad Age después de 87 años renueva su identidad

advertising Age

Advertising Age (o abreviado Ad Age) fue fundada el 11 de enero de 1930, es una revista que ofrece noticias, análisis y datos sobre marketing y medios de comunicación. Hoy en día, su contenido aparece en un semanario impreso distribuido por todo el mundo y en muchas plataformas electrónicas, incluyendo: adage.com, boletines informativos diarios llamados Ad Age Daily, Ad Age’s Mediaworks y Ad Age Digital; boletines semanales como Madison & Vine (sobre el entretenimiento de marca) y Ad Age China; podcasts llamados Why It Matters y varios videos.

También cuenta con una librería y blogs, algunos creados por el equipo editorial de la publicación, otros como Small Agency Diary creado por miembros de la comunidad Ad Age. Simon Dumenco, el “Media Guy“, es uno de sus columnistas.

Este mes, la famosa empresa ha decidido cambiar su logo, y es que son 87 años de historia de uno de los medios más relevantes en la industria del Mercadeo, Publicidad y diseño.

La razón del cambio

“Ad Age ha existido desde 1930. Tiene una herencia histórica e influyente. Un lema temprano, reclamado en este reinicio, era “Importante para personas importantes”. Puesto que usted, estimado lector, es importante, por favor sepa que no tomamos a la ligera la decisión de cambiar la marca. Pero el hecho es que mientras nuestros reporteros, editores, diseñadores, editores y vendedores se han mantenido a la vanguardia de las tendencias de marketing, de branding y mensajería, la expresión visual de la marca Ad Age se había convertido en algo un poco … viejo.” Tomado del sitio web de Ad Age.

La evolución de las tipografías de Advertising Age.

Una identidad que rescata el pasado Septiembre 2, 1933. Advertising Age.

La selección de Agencia

“Para el nuevo look, enviamos un documento a 10 agencias de diseño. El brief fue desarrollado en 2017 para convertirnos de una forma que refleje con precisión las metas y ambiciones de Ad Age como una marca en los medios de comunicación, no sólo una revista profesional. No es que haya nada malo con las revistas. Terminamos escogiendo a Original Champions of Design – o OCD, que es un nombre perfecto- por su impecable sabor, el amor por la impresión y la comprensión estratégica de lo que es construir un sistema multiplataforma. Ach, buzzwords de nuevo, lo siento. Traducción: Están haciendo que nos veamos bien, dondequiera que nos encuentres.

Y ese es el punto. Ad Age no es sólo una revista. No es sólo un sitio web. Somos una idea, ya sea en un podcast, un video, una habilidad de Alexa, una historia de Instagram o cualquier otra plataforma vital. Excepto quizás Snapchat. ¿Debemos unirnos a Snapchat? Ugh, Snapchat.

Sobre esa idea. Estamos siendo fieles a nuestro ADN básico. Ad Age tiene mejor acceso y comprensión del panorama publicitario que nadie. Pero es hora de ensanchar la abertura. Todo es una marca. Todo es un anuncio por sí mismo. Por lo tanto, nuestra cobertura debe reflejar la cultura más amplia más allá de las malezas de nuestra industria. Todavía vamos a entrar en esas malas hierbas, pero también vamos a explorar las flores. Y lo haremos con un tono que sea atractivo, accesible, irónico, ingenioso y agudo.

Por último, sí, estamos oficialmente en “Ad Age” ahora. Un ajuste menor, tal vez, pero refleja un cambio que va más profundo. ¿Cuándo fue la última vez que nos llamaste “Advertising Age”, de todos modos?.” según explican Ad Age en su web.

El sitio web renovado.

Análisis de la identidad de Advertising Age

Los medios de comunicación han tenido un cambio bastante drástico, diría que se trata de la unificación de los medios, hace algunos años (En los 90s) estaban en categorías muy selectivas, la televisión, la radio, le periódico, etc. Pero eso ha cambiado hoy en día y todos compiten unos con otros, porque pertenecen a una misma categoría: son medios globales gracias a Internet.

Esto ha provocado que muchas empresas selectivas como en el caso de Ad Age que antes se enfocaba más que todo a una revista o quizás a material impreso, búsquen lograr crear una marca que sea más una conciencia global en todos esos medios desde lo digital hasta los podcast.

Incluso los cambios también se están dando en las agencias publicitarias, como hemos visto en Cannes Lions, en donde empiezan a participar grandes equipos de marketing y publicidad de las marcas, en lugar de estar frente a un evento que incluye solo agencias, y este proceso no es algo que ocurriera de la noche a la mañana, llevamos un par de décadas cambiando.

Los nostálgicos como yo, que vivimos nuestra adolescencia en los años 90s, recordamos la emoción de buscar revistas en las estanterías cuando íbamos con nuestros padres a hacer compras en los supermercados, estanterías que cada década se reducían más y más, hasta quedar marginadas a un estante del tamaño de una mesa de noche. Y es que al final muchas de esas revistas, terminaron siendo parte del formato digital.

Ad age no es la excepción, aunque en su categoría se siga viendo como una Revista, en realidad es un conjunto de medios que forman una filosofía.

“[El rediseño] no podía ser sólo alrededor de un logotipo fresco; necesitaba ser expulsado del vientre por la editorial “, dice Joshua Golden, editor de Ad Age. “Estamos expandiéndonos en el mundo de la cultura.”

La misión principal de Ad Age, sigue siendo la misma de proporcionar información esencial a los líderes de la industria.

Ad age necesitaba replantear su estrategia. “En algún lugar a lo largo de la línea ‘comercial’ [publicación] se convirtió en sinónimo de ‘aburrido'”, dijo Heidi Waldusky, gerente general de marketing y marca de Ad Age. “Estamos diciendo a la gente en la clase lo que es mejor, pero no lo estábamos practicando nosotros mismos.”

Nuevos diseños en la revista Advertising Age.

“El reto en Ad Age es que están publicando constantemente”, dijo Jennifer Kinon, cofundadora de OCD y gurú del diseño de la campaña Hillary de 2016. “Son verdaderos periodistas en una industria emocionante con tanto contenido que cubrir. Nuestro trabajo era elevar su trabajo al nivel de la publicidad, que es tan pulida y tiene un alto valor de producción”.

“Cuando Kinon y su diseñador principal Mike McCaughley se embarcaron en el proyecto, se metieron en los archivos de la compañía en Michigan. Encontraron que aunque la compañía comenzó como periódico, siempre tuvo una visión editorial y un enfoque altamente curado de lo que publicó, editorial y visualmente. Esto se traduce en el lenguaje visual que OCD ha desplegado en la identidad, que utiliza el bloqueo vibrante de color inspirado en la idea de resaltar, enmarcar y recortar información”. Describe el medio Co.Desing.

Otras aplicaciones.

Uno de los elementos más importantes de la identidad de Ad Age, son las líneas de colores, y estas sirven para lograr destacar la información que nos proporcionan las publicaciones.

Esto se puede ver tanto en el sitio web móvil, como en todo el material impreso. Esto logra un efecto de alta producción, bastante agradable.

El diseño es bastante inteligente, porque no sólo logra verse bien, sino que además es un pequeño guiño al periódico que utilizaba la marca, en donde resaltaba en azul brillante la cabecera del mismo.

“Realmente, está tomado de su diseño antiguo, pero recordando a la gente que Ad Age existe”, dice Kinon.

Además de esos elementos visuales para destacar cada detalle de su publicación, también han tomado otros elementos del pasado, para conmemorar la herencia de marca, esta vez se trata de su wordmark. El primer logotipo de la empresa fue realizado a mano por Gertrude Ramsay Crain (Quien fue la fundadora de la empresa). La agencia que realizó el rediseño contrató al tipógrafo Tobias Frere-Jones para realizar la nueva tipografía de Ad Age para crear un nuevo diseño que se ajustara más a las tecnologías digitales.

“No estaba creando cosas nuevas y uniéndolas a la historia de la marca”, dice McCaughley. “Estaba encontrando partes de su historia y revelándolas a este público”.

La conclusión es que estamos ante una nueva identidad, que es capaz de destacar la información proporcionada por Ad Age y al mismo tiempo tiene la suficiente personalidad como para destacar a la empresa. El elemento más interesante del wordmark es esa letra “G” con espacio negativo, que podemos encontrar en las primeras apariciones de la empresa en 1933.

Referencias:

  1. Welcome to the new ad age“, Advertising Age.
  2. Imágenes: cortesía de Original Champions of Design
  3. “After 87 Years, Ad Age Rebrands For A New Era”, Co,Design.